Bundesliga, puerta entreabierta

Bundesliga, puerta entreabierta

Siempre por delante. Los primeros en volver a jugar. Ahora avanzándose a las grandes Ligas europeas. En Alemania, la Bundesliga ha anunciado que deja la puerta entreabierta para el retorno de los aficionados.

En plena pandemia, la Liga alemana ejerció de motor y ejemplo para el resto de las competiciones. Cuando Francia, atrapada por el virus como todo el mundo, eligió detener las competiciones, dejando en delicada situación a la industria, la Bundesliga apostó por el retorno del fútbol bajo un estricto protocolo.

Protocolo que sirvió luego de guía al resto de las grandes Ligas europeas, como la española, italiana y, por supuesto, la inglesa. Ahora, de nuevo, la Bundesliga ejerce de locomotora dejando que vuelvan los aficionados.

Ahora, en cambio, los clubs alemanes no son los primeros porque esta medida ya fue adoptada en su día por la Liga francesa que permite un máximo de 5.000 espectadores por partido, respetando, obviamente, las condiciones sanitarias fijadas por el gobierno. En Marsella y Burdeos esa cifra queda sensiblemente reducida a tan solo 1.000 aficionados.

En Alemania, y tras un acuerdo político-sanitario, se ha llegado a la conclusión de que se permitirá la asistencia de un 20% del aforo de cada estadio. No es una decisión definitiva. Tiene un primer plazo. Hasta el 31 de octubre.

A partir de ahí, y en función del comportamiento de los aficionados unido, por supuesto, a la evolución de la pandemia, se tomarán nuevas medidas. Si se supera, por ejemplo, los 35 contagiados por 100.000 habitantes se cerrarán, de nuevo, las puertas.

De momento, solo podrán entrar aficionados locales, que solo tendrán acceso a las entradas por Internet personalizadas de tal manera que se podrá seguir la cadena de infección en caso de contagio.

Al campeón, el Bayern Múnich recibe el viernes en el Allianz Arena al Schalke 04, le corresponde abrir esa nueva era de la Bundesliga. Queda a partir de este fin de semana la puerta entreabierta para los aficionados, quienes, poco a poco, van regresando a los estadios.

En España la puerta está cerrada. Como en Italia. Y también en Inglaterra. Alemania indicará, como ya es habitual, si la puerta se puede abrir del todo.

El dinero americano Una industria en crisis
Your Comment

Leave a Reply Now

Your email address will not be published. Required fields are marked *