Cambios pospandemia

Cambios pospandemia

Volvió el fútbol en plena pandemia (hay pequeños puntos rojos en el mapa de Europa que indicó que se canceló definitivamente, como Francia y Bélgica, claro), pero no es igual que antes.

Siguen las puertas cerradas de los estadios, los clubs, ahora en España, no podrán recibir auxilio económico de las casas de apuestas y también se ha modificado el reglamento. Es igual, pero distinto. No es lo mismo tres cambios que cinco, ahora instaurados en el fútbol poscovid.

En principio eran para unos meses. Pero la FIFA acaba de anunciar que esos meses pasan a ser un año. Al menos, hasta finales de agosto del 2021. Pero quien sabe si los cinco cambios ya no han venido para quedarse definitivamente, como tantas y tantas cosas que ahora están en estudio. Cinco que son seis porque en la prórroga ya estaba previsto uno suplementario.

Se trata, como sostiene la FIFA, de “proteger la salud de los jugadores en unas circunstancias que obligan a disputar la competición en periodos condensados y en condiciones climatológicas diferentes a las habituales”.
Razones que valían para después del coronavirus.

Razones que también sirven para la próxima temporada donde habrá competiciones aún más comprimidas porque en el horizonte final esperan una Eurocopa, en la que también se podrán hacer los cinco cambios, una Copa América y unos Juegos Olímpicos. Todos llegan retrasados de este verano.

Es “una modificación transitoria”, pendiente, como recuerda la FIFA, de “seguir muy de cerca la evolución de la actual pandemia y sus repercusiones en el fútbol”. Repercusiones que se notan dentro y fuera del terreno de juego. Aunque no es obligatorio y queda supeditado a la decisión final de cada federación.

¿Cual podría ser la siguiente? Pierluigi Collina, el responsable de los árbitros de la FIFA, ya adelantó en el congreso virtual World Football Summit la posibilidad de crear un cuerpo especial de colegiados que se dediquen exclusivamente al VAR.

Una generación nueva y específica para un fútbol nuevo, el que ha nacido tras la pandemia, obligado a encontrar soluciones urgentes para un calendario que cada vez resulta más denso, sin margen para el descanso.

Y como las competiciones no se pueden anular (no paran de crearse nuevas) y se exprime a los jugadores de tal manera que acaban exhaustos se buscan otras vías. Mientras, el nivel del espectáculo va descendiendo.

Cinco cambios, árbitros solo de VAR, pausas de hidratación que son, en realidad, tiempos muertos para que los técnicos proporcionen instrucciones (hay partidos cuyo paisaje táctico ha cambiado sustancialmente tras esas órdenes)…. Sí, hay más cambios de los que parece.

Con más penaltis, por ejemplo, que nunca. En la Liga española ya son 145. Un récord superando los 131 de la temporada 1995-96. Lo mismo que en la Serie A italiana donde ya se han señalizado 159 penaltis en 32 jornadas. Signos, sin duda, de que esas modificaciones sigilosas se van colando en el viejo fútbol.

Dinero olímpico Elena, una pelea sin fin
Your Comment

Leave a Reply Now

Your email address will not be published. Required fields are marked *