500 millones en 10 años

500 millones en 10 años

Hay dinero. Mucho dinero. La pandemia no ha detenido la industria del deporte. Y justo ahora, en pleno mundo Covid-19 y posCovid, se ha suscrito el mayor contrato de la historia de un deportista en el mundo, con unas cifras irreales, incluso antes de la aparición del coronavirus.

Un joven, de apenas 24 años, tiene el honor de ser el deportista que ha batido todos los registros. Se llama Patrick Mahomes, ejerce de quarterback en los Chiefs de Kansas. Y en apenas dos años se ha establecido en la cima deportiva -fue elegido MVP de la Super Bowl- y económica.

Podría cobrar Mahomes 503 millones de dólares (477 garantizados) en los 10 próximos años pasando por delante de Mike Trout, el jugador de béisbol de Los Ángeles Angels de la Major League cuando rubricó un contrato de 426 millones de dólares por 12 temporadas.

O sea, si se cumplen unas cláusulas que no son nada difíciles alcanzaría los 445 millones de euros. Hay una, además, que contempla el caso de que Mahomes se lesione y no pueda jugar más. En ese supuesto percibiría 123 millones de euros.

El quarterback llega arrasando con todos esos récords anteriores, incluidos los de la NBA donde los contratos se suelen firmar por cinco años. Y no se acercan, ni de lejos, a las largas cifras (de 10 a 12 años de Mahomes y Trout) que se manejan en el fútbol americano o en el béisbol.

Stephen Curry, el símbolo de los Golden State Warriors, acordó en el 2017 una renovación de 201 millones de dólares, que le unía con la franquicia de San Franciso hasta el 2022. Nada, por lo tanto, comparable a la firma estampada por Mahomes, que se lleva ya 10 millones de dólares por el ‘signing bonus’.

En tiempos donde todo se pone en duda, en tiempos de incertidumbre por el virus, el joven quarterback es una certeza absoluta. No solo fue elegido el mejor jugador de la NFL ni el MVP de la última Super Bowl -dos galardones en sus dos primeras temporadas completas como titular- sino que es, además, una garantía deportiva y económica para los Kansas City Chiefs.

El motivo es simple. Mahomes es un talento de tales dimensiones que podría resultar hasta barato para su franquicia este acuerdo. Con 24 años, firmó estadísticas que le emparentaron con leyendas como Tom Brady, Peyton Manning y Dan Marino.

Mahomes es el presente. Sin duda. pero Mahomes, que abandonó el béisbol en su segundo año de universidad después de ser una estrella en este deporte en el instituto, es el futuro del fútbol americano. Sin duda alguna.

Es un contrato inusual en días normales. Y es un contrato todavía más inusual en días, semanas y meses de pandemia, que le permitirá a Mahomes entrar en otra dimensión. En realidad, ya ha entrado.

Gana él. Gana mucho, muchísimo dinero. Más que nadie. Pero también ganan, como sostienen los expertos, los Chiefs de Kansas. El dinero invertido en los talentos especiales acostumbra a ser una inversión muy segura. Aunque sea una fortuna de 500 millones de dólares.

Ha tocado el quarterback la luna después de que los Chiefs le dieran en el 2017 un contrato de 16,4 millones de dólares por cuatro años. Una minucia teniendo en cuenta lo que acaba de firmar Mahomes.

86 euros por minuto cobrará, 5.130 ingresará a cada hora que pase, 123.000 cuando expire el día, 3,7 millones cada mes y 44,5 millones cada año.

"Shock sísmico" en el fútbol poscovid Tres años de espera
Your Comment

Leave a Reply Now

Your email address will not be published. Required fields are marked *