Ligero descenso de los derechos de TV de la Bundesliga

Ligero descenso de los derechos de TV de la Bundesliga

No es mucho dinero, pero es sintomático. No se trata de la cifra en sí sino de la tendencia. La Bundesliga, el torneo que reúne más espectadores de Europa en sus estadios, ha firmado el nuevo contrato televisivo para las cuatro próximas temporadas. Del 2021 al 2025.

Y es un contrato inferior al que tenía suscrito. Los 36 clubs de Primera y Segunda División alemana cobrarán 4.400 millones de euros por ese pacto, unos 1.100 millones por temporada, pagados en gran parte por Sky y DAZN, los dos grandes actores televisivos del acuerdo. El anterior contrato, firmado en 2016, les generó 4.640 millones de euros, también por cuatro años, con 1.160 por curso.

La diferencia no es trascendente, pero, por primera vez desde 2002, los derechos televisivos del fútbol alemán han disminuido. De ahí, que en la Bundesliga se debata sobre si es consecuencia lógica del impacto del coronavirus o se trata de una tendencia que anuncie la locura económica en que se ha movido el fútbol en los últimos años.

Alemania, como ya se ha visto en plena pandemia al ser el primer campeonato en ponerse en marcha, ejerce de locomotora en el fútbol. Y serán los próximos contratos televisivos de otros países los que determinen si este ligero descenso es anecdótico o se trata, en realidad, de un gran acuerdo.

Toca a la Bundesliga apretarse un poco el cinturón porque los ingresos de los clubs, sobre todo en los días de partido, a la espera de que el público pueda regresar a los estadios, han quedado completamente anulados.

Estos meses de confinamiento y la incertidumbre de la pandemia, a la que no se augura final inmediato, indican “una corrección a la baja en toda la economía del fútbol”, según admitió Christian Seifert, director ejecutivo de la Deutsche Fußball Liga (DFL).

Pronto se sabrá esa respuesta. Italia debe actualizar su contrato televisivo en el 2021, mientras Inglaterra y España, los dos grandes faros económicos del fútbol europeo, lo harán en el 2022.

Francia lo hizo justo antes de la llegada de la pandemia, concretamente en mayo del 2018 cuando Mediapro, el grupo liderado por Jaume Roures, cerró el acuerdo por 1.153 millones de euros anuales para el ciclo 2020-2024 en lo que suponía un 60% más que el anterior pacto.

Pero también resulta evidente que los nuevos actores de la industria del entretenimiento que esperaba la Bundesliga para agitar su mercado (Netflix, Amazon o incluso Disney) no han aparecido en esta batalla televisiva.

Se esperaba su llegada para aumentar la competencia y, sobre todo, el precio. Pero antes apareció el coronavirus. “Es la mayor estabilidad posible en tiempos de incertidumbre”, confesó Seifert.

Lebron James, 'the businessman' El 'síntoma Dimitrov'
Your Comment

Leave a Reply Now

Your email address will not be published. Required fields are marked *