Fórmula-1 ‘low cost’

Fórmula-1 ‘low cost’

por Marcos López


En un deporte “dominado por los blancos”, como denuncia su campeón, Lewis Hamilton, todo está cambiando por la pandemia. “Me siento solo”, gritó el piloto británico, dueño de seis Mundiales de Fórmula 1 al ver la escasa respuesta que halló para combatir el racismo, lo que desató, de inmediato, una corriente de solidaridad.

Carlos Sainz, el piloto español, reciente fichaje de Ferrari, fue de los primeros en unirse a Hamilton. “Condeno absolutamente todo tipo de racismo y todo tipo de injusticia”, afirmó el madrileño. Hasta Mercedes, la escudería donde conviven Hamilton y Bottas, ha tenido que salir a respaldar al británico. “Nosotros estamos contigo”.

Y así, con escuderías míticas como Williams (tercera en el 2015, última en el 2018 y 2019) en venta) ahogada por las deudas, la Fórmula 1 diseña su nuevo escenario para intentar que haya vida en los circuitos, aunque sea a puerta cerrada.

calendario de la Fórmula 1

Inventa nuevos formatos (dos carreras en un mismo circuito, el Red Bull Ring de Austria y el de Silverstone en Inglaterra) para buscar un máximo espectáculo audiovisual ante la ausencia de público en las gradas. Con un calendario en Europa, que contiene ocho pruebas, en seis ciudades distintas. Pendiente de si se pueden añadir GP en Asia y América.

Carreras al sprint, como anunció The Race, y con el orden invertido de las parrillas para estimular la emoción en un campeonato. Es, además, un test de cara al futuro, aunque no está aprobado por las 10 escuderías.

Pero dentro de poco más de un mes, entre el 3 y el 5 de julio, si el virus deja, rugirían los motores de una industria que camina, y de forma obligada, hacia el ‘low cost’, imponiéndose ya a partir del 2021 una reducción de presupuesto teniendo como tope 130 millones de euros.

En el 2022, serían 125; en el 2023 serían, finalmente, 120 millones. Pensando entonces en una temporada de 21 carreras, algo que será ciertamente complejo de realizar en los próximos años.

Ese paquete de medidas, impulsado por Liberty Media, la compañía propietaria de la Fórmula 1, estaban siendo preparados desde hace tiempo. Pero la aparición de la pandemia ha acelerado ese proceso de un deporte que necesita reformularse. Acostumbrado al lujo y glamour, en un mundo de excesos, le toca hacerlo bajo unos parámetros de más austeridad.

Con Williams, el segundo equipo con más Mundiales de constructores tras Ferrari, puesto a la venta, ya nadie escapa a esa señal. En Maranello, el templo rojo de la velocidad, la Scuderia camina con paso firme en el nuevo mundo de la Fórmula 1 ahorrándose de un año para otro cerca de 40 millones de euros en la pareja de pilotos. Mucho más barata la que integrarán Leclerc-Sainz que la formada en su día por Raikkonen-Vettel.

Tenía Liberty Media ya preparada para el 2021 una verdadera revolución en la Fórmula 1 con tres nuevos reglamentos: técnico, deportivo y financiero. Ejes imprescindibles para recuperar la audiencia perdida y el interés por un deporte, obligado ahora a correr más que nunca en medio de circuitos vacíos. Y, aunque resulte extraño en un Gran Circo que se creía rico sin fin, con menos medios.

Prisas sin sentido "Por una vez, no lo hagas"
Your Comment

Leave a Reply Now

Your email address will not be published. Required fields are marked *