254 Street Avenue, Los Angeles, LA 2415 US.
Mon - Fri : 09:00 - 17:00

Diez, seis, cinco…

Diez, seis, cinco…

Se va desescalando el fútbol. A velocidad diversas. La que marca, como siempre, ese virus que ha detenido el mundo. En Alemania, donde se detectaron 10 positivos en las 1.700 pruebas efectuadas a los equipos de Primera y Segunda División, la Bundesliga ya ha arrancado. 

A puerta cerrada, en medio de un silencio que atrapa y asombra, con un juego distinto (solo una victoria local en las nueve jornadas) y un protocolo sanitario que ha funcionado.

En España, Javier Tebas, el presidente de la Liga de fútbol Profesional (LFP), sigue a distancia, y con enorme esperanza, la ruta alemana, inmersa en una pretemporada de cuatro semanas. Solo hubo cinco jugadores que dieron positivo en los más de 2.000 test realizado   

¿Italia? Todo sigue igual, pendiente aún de que el gobierno deje rodar la pelota. ¿Inglaterra? La Premier está en marcha, con entrenamientos individuales, sin permitir todavía el contacto físico. Ha anunciado la Liga inglesa que seis jugadores se han contagiado del virus, por lo que, obviamente, entran en cuarentena.

«Que el fútbol está más cerca de volver, creo que también es una buena señal para la gente», proclama Jürgen Klopp, el técnico del Liverpool, a quien le faltan solo dos victorias para proclamarse campeón.

Dispuesto el técnico alemán a ir dando «pequeños pasos» en la búsqueda del viejo fútbol, aunque no se siente nada sorprendido por el silencio del aséptico fútbol reinaugurado en la Bundesliga.

«En ese aspecto, soy una persona extraña. Cuando veo otros partidos, no los nuestros, lo hago la mayoría de veces sin sonido porque no quiero escuchar los comentarios. Solo estoy interesado en el juego», apunta Klopp.

Lo hará el Liverpool huérfano de Anfield, el mejor aliado que pueda tener. Pero eso, como sostiene el técnico alemán, no sirve de excusa. Ni de coartada. «Nunca entendí en la vida por qué siempre quieres cosas que no tienes, que no puedes tener. En este momento no podemos tener eso, así que tomemos el resto de lo que ahí y aprovechémoslo al máximo».

Ese es el pequeño, y a la vez, gran paso. No pensar en lo que tenías sino en lo que puedes conquistar.

Bola en la red The Jordan rules
Your Comment

Leave a Reply Now

Your email address will not be published. Required fields are marked *