254 Street Avenue, Los Angeles, LA 2415 US.
Mon - Fri : 09:00 - 17:00

Fútbol aséptico

Fútbol aséptico

Hay una cuenta atrás. Real y angustiosa. Angustiosa y real. Real porque en la Bundesliga se cuentan los segundos para que el balón se ponga en marcha este próximo sábado convirtiéndose en el primer campeonato de los cinco grandes de Europa que abre sus puertas en plena pandemia. Abre al balón, cierra al público.

Angustiosa porque las tres restantes (España, Inglaterra e Italia) están cruzando los dedos para que el delicado ensayo en el laboratorio alemán salga bien. Francia ni siquiera tuvo la tentación o necesidad de probarlo. El Gobierno galo dio por finalizado el fútbol.

En la Bundesliga, donde 28 de los 36 clubs entre Primera y Segunda División terminaron el ejercicio económico 2018-19 con superávit, es donde se juega el primer gran partido del fútbol poscoronavirus. Es una industria sólida, con un impacto de 1,8 billones de euros el pasado curso, pero ahora se libra el encuentro más decisivo. El de la reconstrucción.

Metódicos como son, los alemanes han diseñado un plan para volver que es, en realidad, la hoja de ruta que sirve para los demás. El GPS del fútbol europeo.

Quedan pocos días, apenas horas y el mundo, desde sus casas, volcará su mirada en la Bundesliga, que ha confinado a sus equipos desde el pasado domingo por la noche para evitar el riesgo de propagación del virus.

Todo empieza con test de Covid-19. Dos a la semana. Y uno en la víspera de cada partido.

En los estadios como máximo solo se admitirán 300 personas, divididas en tres áreas que nunca tendrán contacto entre ellas. Y en cada zona, como mucho 100 personas.

Llegada de los equipos en varios autobuses, y si se juega en casa mejor ir con vehículo privado, para mantener la distancia de seguridad. 1.5 metros entre cada persona. Y siempre todos con máscaras.

Sin apretón de manos, sin foto de grupo, sin intercambio de banderines. Nada de lo protocolario que existía en el viejo fútbol.

En el partido, excepto jugadores y árbitros, la máscara es obligatoria, mientras el balón se irá desinfectando regularmente durante el partido. Abrazos prohibidos y tocarse con las manos, también. Si se marca un gol, mejor celebrarlo con el codo. O con los pies.

La federación alemana de fútbol (DFL) acaba ese extenso y detallado comunicado, de 51 páginas en el que se contemplan ocho epígrafes y un apéndice, recordando a todos los actores de este nuevo juego que se comporten «de manera ejemplar en medidas de higiene porque serán observados aún más de lo habitual». Sin duda.

«La Bundesliga es la primera gran liga que logrará reiniciar la temporada en todo el mundo. Si es la única que se transmite entonces creo que tendremos miles de millones de espectadores», pronosticó Karl-Heinz Rummenigge, el presidente del consejo directivo del Bayern Múnich, en una entrevista al diario Bild.

Ellos lo saben. Alemania no juega sola el sábado. Empieza el fútbol aséptico.

Fragilidad Miedo
Your Comment

Leave a Reply Now

Your email address will not be published. Required fields are marked *