Asoma Alemania

Asoma Alemania

Alemania suele ir por delante. País organizado, metódico, productivo en muchas áreas. La llamada ‘locomotora de Europa’. En el fútbol no es, sin embargo, la Liga que genera más atención mediática, eclipsada por el impecable producto de la Premier y el fastuoso duelo que ha durado una década entre Messi y Cristiano que impulsó el juego, y el negocio, del campeonato español.

Pero la Bundesliga quiere ser la locomotora del fútbol europeo en esta pandemia. Hace semanas que ya está activado el protocolo, con los jugadores realizando entrenamientos individuales. Y ahora, aunque todavía no es oficial, quiere ser la primera en ponerse en marcha en el ‘nuevo fútbol’.

Un nuevo juego donde el público estará en su casa. Confinado o no. Pero en casa. Un nuevo fútbol que, de momento, parece irreal, por mucho que la agencia Reuters avanzara que Angela Merkel, la canciller de Alemania, pueda anunciar este miércoles que retorna a partir del 15 de mayo.

O sea, ya mismo. Italia se ha puesto a entrenar. Y la Juve, que fue el primer gran club que decidió ajustar el sueldo de la plantilla, ya ha trazado un protocolo con 21 medidas para su plantilla, teniendo en cuenta que tuvo a tres jugadores (Daniele Rugani, Blaise Matuidi y Paulo Dybala) dieron positivo

España está en el preámbulo de test médicos y pruebas para que, como hicieron en Alemania, arranque el fútbol. Será uno a uno. De forma furtiva pisando el campo de entrenamiento. Vestidos de casa llegarán los futbolistas. Y sin pasar por el vestuario irán directamente al césped. Una vez acabada la sesión, volverán a su domicilio para ducharse allí.

En Inglaterra, mientras, dan innovadoras vueltas sobre la reconstrucción, con la negra sombra de unas pérdidas de 1.000 millones de euros si el fútbol debe ser a puerta cerrada hasta el 2021. Trabajan en las islas desde reactivar el balón en sedes neutrales para acabar como sea la Premier a partidos transmitidos por You Tube y con duración más reducida. En vez de 90 minutos, solo 45.

Planes y más planes porque el enemigo sigue ahí. Invisible. Pero con igual de peligro que desde que aterrizó por sorpresa en el planeta, entrando por China y enviando al mundo a sus casas.

Los médicos de los equipos, y con razón, se han convertido en los guardianes de las dudas y temores ante el retorno. Da igual el país. España, Inglaterra, Italia, Alemania… Todos tienen miedo. Y sus miedos.

Es lógico. ¿Quién no lo tiene? La plantilla del Eibar, a través de un comunicado, ha sido pionera en Primera División en verbalizarlo. Y en Alemania, la ronda inicial de test de la Bundesliga ha descubierto 10 casos de infección entre las 1.724 pruebas realizadas.

Balón con mascarilla El abrazo pendiente
Your Comment

Leave a Reply Now

Your email address will not be published. Required fields are marked *