Velocidades distintas

Velocidades distintas

El virus avanza a velocidad imparable. Primero, China; luego, Italia; después, España. Y así, poco a poco, se ha colado devastadoramente en la vida del planeta. Con velocidad distinta, pero igual de dramático porque termina con miles y miles de personas muertas.

Y detrás de cada cifra, hay una historia de inmenso dolor e infinita pena. El fútbol, como cualquier actividad, no ha podido esquivarlo, sintiéndose, por vez primera tremendamente vulnerable cuando se acerca a sus dos siglos de existencia.

Va, como todos, a la velocidad que le marca la pandemia. Aunque hay países que ya han asumido que el deporte, por muy poderosa que sea la industria que lo sustente, ha sido derrotado.

Bélgica, desoyendo la opinión de la UEFA, fue la primera federación que anunció su deseo de dar la Liga por suspendida definitivamente. ¿El campeón? Sería el Brujas, que lideraba la clasificación. 

Holanda ha ido un poco más lejos todavía, anunciando que la Eredivisie queda aplazada hasta el 1 de septiembre. No habrá fútbol en los Países Bajos hasta ese día, como mínimo. Pendiente como todos de la evolución de la pandemia, aunque el operador televisivo que da la Liga informó que abonaría todos los pagos pendientes.

“Es duro, pero es así”, sentenció Mark Rutte, el primer ministro holandés, al explicar la decisión gubernamental. Falta, sin embargo, saber el dueño del título. Si Ajax, que va primero, o AZ Alkmaar, segundo clasificado. Ambos, además, empatados a 56 puntos.

En esos dos países, el balón se para. En otros, en cambio, están intentando que se ponga en marcha, siempre a puerta cerrada, para reactivar una industria que ha quedado desnuda e indefensa.

En España, en Italia, en Inglaterra, en Alemania, en Francia… Ahí van aún a otra velocidad. La Bundesliga, con los clubs en los campos de entrenamiento desde hace días siguiendo estrictamente las normas sanitarias, ya ha puesto hasta fecha: el 9 de mayo.

En Francia, por ejemplo, aspiran a que la pelota circule por el césped a partir del 17 de junio, mientras la UEFA cree que las competiciones europeas podrán realizarse en pleno mes de agosto.

Velocidades distintas en un fútbol distinto, que ya no tiene la última palabra sobre el balón. El virus se la ha quitado.

Gracias Sedes únicas
Your Comment

Leave a Reply Now

Your email address will not be published. Required fields are marked *