Momentum Esports

Momentum Esports

No soy gamer, aunque me hubiera gustado serlo. No tengo consola, pero cuando voy a casa de mis sobrinos me pongo a los mandos del FIFA 20XX para que me den una tunda. No tengo ni idea del universo de los ¿Esports? ¿eSports? ¿e-sports?, aunque me gustaría saberlo todo.

Por curiosidad periodística. Por interés profesional. Por ajuste generacional. Y porque ese mundo extraño a muchos mortales está cada vez más presente en nuestras vidas. Seamos gamers, o no. 

Sería estúpido pensar que una industria que en 2019 movió más de 100.000 millones de euros necesitaba una coronacrisis para despegar. No, por supuesto que no. Pero como en tantos otros sectores, estas situaciones extremas aceleran procesos que estaban en marcha.

El crecimiento de los Esports –vamos a llamarlos así porque es lo que hacen los expertos– ya era imparable antes del bichito de Wuhan. Sobre todo, por esa suma de las nuevas generaciones de nativos digitales que juegan conectados ‘online’ con sus colegas y que prefieren ver videos de Twicth o Youtube que Netflix, mas los gamers nostálgicos pre-digitales enganchados o re-enganchados gracias a la evolución tecnológica de unos juegos que son más que juegos: belleza visual, historias de película, estrategia y trabajo en equipo. 

Lo que ha pasado ahora es que los Esports han ganado cuota de mercado, entre otras cosas, porque todo Dios está en casa y porque desde los sports (sin el prefijo E), ahora confinado, les ha hecho una promoción impagable.

En este mundo incierto que vivimos, los Esports han sido una apuesta segura para entretenerse y socializar. Y eso es algo que la potente industria, aunque incipiente, de este sector debe aprovechar para consolidar el terreno recorrido y afinar nuevas vías de ingresos para todos los stakeholders.

A más público potencial, más oportunidades de negocio. Me consta que hay mucho debate y reflexión para no dejar pasar el momentum. Y también mucha prudencia para evitar la efervescencia.

En mi caso, por lo menos, han captado mi atención. Están ya en mi radar

No conocía a Ibai Llanos, ni a Ocelote, ni a G2, ni a Fnatic, ni a los Riders, ni a los Giants, ni al Counter Strike,… y, mira por donde, ahora hasta tengo una cuenta en Twitch (@airllimos) para mirar partidas de Valorant

El 'nuevo fútbol' ¿Cuándo? ¿Y cómo?
Your Comment

Leave a Reply Now

Your email address will not be published. Required fields are marked *