¿Cuándo? ¿Y cómo?

¿Cuándo? ¿Y cómo?

No se sabe cuándo regresará el deporte. No es, obviamente, cuestión de días. Ni de semanas. Quizá tampoco de meses. La industria continúa igual de atrapada en la búsqueda de soluciones reales mientras los grandes acontecimientos deportivos (JJOO, Eurocopa, NBA, Roland Garros, Wimbledon, Tour de Francia…) van aplazándose hasta el 2021 devorados por la pandemia y otros aún buscan fechas en un calendario que hoy sirve. Hoy quizá sirva en la pantalla del ordenador, pero mañana no.

Se desconoce, por lo tanto, cuándo retornará la actividad deportiva. Aunque se empiezan a atisbar señales de cómo. A puerta cerrada, eso es seguro. Y en el mejor de los casos. ¿Público? No, gracias. 

Hay voces expertas, de científicos que trabajan en el estudio de la pandemia, que avisan incluso de que se necesitarán 18 meses, como contó el diario británico ‘The Times’, para recobrar el aspecto de la normalidad en estadios, canchas, circuitos…

El deporte puede funcionar sin público. La industria, también. Pero la salud está por encima de cualquier consideración. Eric Garcetti, el alcalde de Los Ángeles, ya ha expresado la idea de que hasta el 2021 no se permitirán conciertos con público ni espectáculos deportivos, según reveló el diario norteamericano ‘Los Angeles Times’.

Se estudian sedes únicas para albergar las competiciones, tanto en fútbol como en baloncesto (NBA, béisbol, Liga ACB y Euroliga), para acabar como sea las competiciones. En realidad, es retornar como sea al negocio para tener sostenibilidad y, sobre todo, viabilidad.

Pero nada depende de las grandes organizaciones, que no paran de diseñar planes de emergencia para una emergencia jamás prevista. Si miran la foto del Camp Nou lleno de gente, casi 100.000 personas, parece algo de otro tiempo. Y lo es porque no se sabe cuándo volverá a verse. Y menos cómo.

Momentum Esports Silencio, no se juega
Your Comment

Leave a Reply Now

Your email address will not be published. Required fields are marked *