“Sensación muy extraña”

El mundo busca soluciones para combatir contra algo a lo que no se había enfrentado nunca. La industria del deporte va detrás. Y nadie encuentra remedio para paliar el devastador impacto del coronavirus. En Alemania, entretanto, ya fueron los primeros, como clubs y como jugadores, en enseñar la vía de la solidaridad. Ahora han regresado al campo de entrenamiento.

El Bayern Múnich, uno de los colosos del fútbol europeo y mundial, rebajó el salario un 20% a sus jugadores. No fue el primer equipo. Borussia Mönchengladbach, Werder Bremen, Schalke 04 y Borussia Dortmund abrieron antes esa necesaria senda, aunque sin la potencia mediática y deportiva que proyecta el club bávaro.

Los jugadores de la selección alemana pilotaron una serie de donaciones para ayudar a un país que es el cuarto del mundo más afectado, con más de 100.000 casos,  por detrás de Estados Unidos, España e Italia. Francia ocupa el quinto lugar. Todos adelantando a China, el epicentro original del coronavirus.

Y en la Bundesliga se han abierto hoy los campos de entrenamiento para que el balón vuelva a correr por el césped. Pero bajo la ley que marca el virus. Todos, excepto el Werder Bremen porque como República Federal que es, las instituciones no le han permitido regresar a su ciudad deportiva.

Horas más tarde, sin embargo, el club de Bremen emitía un comunicado en el que sí anunciaba que podría trabajar a partir de este martes tras haber obtenido un permiso especial. “Entrenaremos sin contacto físico y cumpliremos con las regulaciones de distancia para los ejercicios “, aseguró Frank Baumann, director deportivo del Werder.

“Ha sido una sensación muy extraña”, comentó Manuel Neuer, el capitán del Bayern de Múnich. El retorno tras dos semanas de cíberentrenamiento ha sido singularmente escalonado. Cuatro grupos con cuatro jugadores y uno con cinco.

Manteniendo, en todo momento, la distancia social requerida y sin poder entrar en contacto un grupo con otro, entrenándose todos ellos en campos distintos. Como han hecho también Borussia Mönchengladbach y los demás clubs que han tenido autorización para pisar la hierba.

El fútbol entra en la fase dos de un nuevo mundo.

"Pedimos disculpas" ¿Y después, qué?
Your Comment

Leave a Reply Now

Your email address will not be published. Required fields are marked *