254 Street Avenue, Los Angeles, LA 2415 US.
Mon - Fri : 09:00 - 17:00

Mil veces perdón

«El fútbol es lo más importante de las cosas menos importantes». La frase ha dado tantas vueltas que ya no sé quién es el padre. ¿Jorge Valdano? ¿Arrigo Sacchi? Da igual. Quizás es más útil para contextualizar este artículo la sentencia lapidaria de Bill Shankly: «Algunos creen que el fútbol es solo una cuestión de vida o muerte, pero es algo mucho más importante que eso». Shankly es el inventor del Liverpool moderno, o sea que me viene al pelo. 

Porque sí, con permiso del british Álvaro de Grado, quiero hablar del Liverpool y de su Premier League en stand by. Quiero solidarizarme con su admirable afición. Quiero intentar imaginar lo que deben estar sintiendo ahora mismo. Aunque tenga que pedir mil veces perdón por fijarme en estas cuestiones tan banales con la que está cayendo en todo el planeta. Perdón. Perdón. Mil veces perdón.

Me acojo a Valdano, a Sacchi, y a Shankly. Por mucho perdón que pida, la situación es la que es. Y no puedo dejar de pensar en cómo deben estar viviendo este momento los fieles de Anfield.  Casi 30 años sin ganar la liga (la última, 89-90, no se llamaba ni Premier League), habiendo tocado el cielo con un fútbol de precisión, a 25 puntos del City, a dos victorias (literalmente) de cantar el alirón…Y sabiendo la importancia que los ingleses le dan a su campeonato… Oh, my God! Cuánta felicidad suspendida. Cruel incertidumbre. 

Porque lo peor es eso. Ya empezó la primavera y nadie sabe cómo se van a resolver las miles de competiciones deportivas que tenemos en el limbo alrededor del mundo.

¿Se podrán acabar? ¿Algunas sí, algunas no? ¿Se podrá encajar el calendario sin afectar a la temporada que viene? ¿Quedarán campeonatos desiertos, en blanco? ¿Quién lo va a decidir? ¿En base a qué criterio?¿Qué pasará con la Champions y sus millonarios premios?¿Proclamarán algunos países campeón al equipo líder en el momento de la suspensión? ¿Si tiene 25 puntos de ventaja sí, pero si tiene 2, no? Y, ¿los que están en zona de descenso, bajarán? ¿Los que están en el territorio de ascenso, subirán? Más perdón. Es que también empatizo con el Leeds de Bielsa y el Cádiz de Mágico González.

Ni Valdano, ni Sacchi, ni Shankly. Me quedo con alguien que murió sin haber conocido el fútbol, Alejandro Dumas: «La vida es tan incierta que la felicidad debe aprovecharse en el momento en que se presenta».

Palabra de Messi El balón se desintegró
Your Comment

Leave a Reply Now

Your email address will not be published. Required fields are marked *